Search

+
¿Qué son las Altas Capacidades Intelectuales?

En las últimas décadas se han producido cambios significativos asociados al concepto “inteligencia”, todo cambio implica un reciclaje y actualización en la sociedad y los profesionales, que no siempre se cumple las demandas del colectivo que lo requiere.

Existe un sentimiento de confusión entre padres y madres, profesores, equipos de orientación y alumnos para comprender el concepto y las características de las Altas Capacidades Intelectuales. Todo esto se debe posiblemente a la ignorancia acumulada, el desconocimiento del término, los estereotipos y mitos y los cambios históricos asociados al concepto de inteligencia.

Esta confusión históricamente ha derivado en falta de detección, lo que consecuentemente implica una falta de atención a las necesidades de las personas que tienen un potencial por encima de la media, una sensibilidad especial y una manera diferente de observar y entender el mundo donde todos vivimos. De la mano de la confusión y el desconocimiento viene la falta de valoración y detección, que lleva a intervenciones deficitarias que suelen generar un gran perjuicio, manifestando desequilibrios emocionales, falta de recursos educativos adaptados a su potencial y sentimientos de indefensión.

Todos los factores anteriores llevan a la sociedad en general a emplear mal el término “superdotado” generándose una imagen prototípica, estereotipada, mitificada y sobretodo, poco real.

La inteligencia tradicionalmente ha sido entendida como la capacidad y competencia de una persona asociada al aprendizaje. Afortunadamente, en las últimas décadas se han producido cambios significativos en este concepto, y por tanto en las Altas Capacidades Intelectuales.

Desde que se inició el estudio de la inteligencia allá por los años 80, esta era entendida como un factor único (CI), la obtención de elevados puntuaciones en este índice determinaban una elevada capacidad intelectual traducida directamente en sobredotación. Desde los años 80 hasta hace apenas dos décadas hemos considerado a aquellas personas brillantes intelectualmente como “superdotados” sin más.

Autores como Howard Gardner con su teoría de las Inteligencias Múltiples han revolucionado el estudio de la inteligencia y de manera inherente, el de las Altas Capacidades Intelectuales. Este psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard ha roto con el concepto único de inteligencia abriendo las puertas a una concepción multidimensional de la misma. Gardner define en 1995 la inteligencia como variables intelectuales superiores asociadas a factores verbales, lógicos, matemáticos, creativos, espaciales, emocionales y sociales. Llegando a definir un mínimo de 8 inteligencias: musical, corporal-cinestésica, interpersonal, lingüístico-verbal, lógico-matemático, naturalista, intrapersonal y visual-espacial.

 

 

Gracias a esta nueva concepción, la inteligencia es mucho más que la sobredotación, que una habilidad intelectual superior de carácter lógico-deductivo y que un CI elevado. Actualmente la inteligencia, y las Altas Capacidades Intelectuales son entendidas como una paleta de colores, con diversas texturas y matices, que se manifiestan en cada individuo de una manera única en forma de sobredotación, talentos lingüísticos, matemáticos, lógicos, espaciales, naturistas, creativos, académicos, artísticos, tecnológicos… comprendiendo la inteligencia y los perfiles intelectuales en toda su variedad y complejidad.

 

Fuente: Talentum

15/09/2017

Posted in: Sin categoría

Comments (No Responses )

No comments yet.

Deja un comentario